sábado, octubre 22

Todo sigue igual de bien

Más allá de que ayer fue casi públicamente humillada, hoy estoy bien. Sí, tenía ganas de romper algo y ponerme a llorar, pero por alguna razón no lo hice, intenté no darle importancia. Obviamente me quedé toda la noche pensando en eso, pero no me afectó. 
Creo que estoy en un proceso largo de resurrección, pero por primera vez creo que puedo, sé que puedo hacer todo lo que me proponga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario