domingo, octubre 30

Paz

Amo estar así, en una reposera, abajo del árbol, escuchando Las pastillas del abuelo. Es una situación tan pacífica que... ojalá pudiera quedarme así para siempre. Nadie me molesta, no le doy lugar a mis pensamientos negativos. Somos yo, mi música y el viento en la cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario