martes, septiembre 27

Levantarse de noche, ir al baño, observar con pánico el pasillo, apagar las luces en velocirraptor mode on, correr, dar un salto ornamental para terminarlo en un clavado en la cama y taparse hasta el apellido con las sabanas para protejerse del homicida psicópata que no se ve, pero sabemos que ahí está. Siempre está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario