domingo, agosto 7

This is real, this is me

La verdad que mientras me daba un baño comencé a reflexionar sobre mi misma. 
Soy una persona acomplejada, lo sé. También acepto que no tengo confianza en mi misma, y soy bipolar. No tengo mucha vida social y mi vida no es muy organizada. Suelo deprimirme y a veces no actúo acorde a mi edad. Pero también me considero una persona fuerte. Sé que cuando quiero cambiar algo que me molesta, lo hago. Por ejemplo, antes no me animaba a cantar ni siquiera frente a mis padres, y hace poco canté adelante de más de 100 personas. Lo pude trabajar y lo estoy solucionando. 
Siempre me quejo de que las personas se burlen de mi, me descansen; de que tenga una L pintada en la frente, pero por alguna razón no cambio... Hay una fuerza que hace que aunque llore, me la banque y no haga nada para cambiarlo. Ni siquiera yo sé que es, pero estoy segura de que muy en el fondo, lo que digan los otros no me importa tanto. Si fuera así, estaría haciendo una dieta de agua y aire, seguiría las tendencias de la moda, me alisaría el pelo y cambiaría cada detallito que le molesta a la gente. Me molesta mucho que se burlen de mi por eso, pero... por qué no lo cambio entonces?
Muchas veces me miro al espejo y no me gusta lo que veo, pero al mismo tiempo cuando veo esas actrices en la tele, no me gustaría ser como ellas, ni como cualquier otro... Siento que si tuviera otro cuerpo, no tendría esta personalidad. No sería Juli. No tendría estas virtudes y defectos. Quizás si hubiera nacido re diosa, rubia y de ojos celestes, no tendría los amigos que tengo. Quizás no podría cantar ni tocar el piano y esas habilidades con las que nací no las cambio por nada. Ni por ser la más hermosa. 
En fin, esto es lo que soy. Y si tengo que lidiar con esto es mejor que me empiece a aceptar a mi misma, aunque en parte siento que ya lo hago. Soy fuerte, y puedo sobrevivir así. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario