martes, agosto 9

Siendo sincera y utilizando un lenguaje muy apropiado les cuento que llegué a mi casa y me clavé una siesta de la concha de la lora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario