viernes, julio 15

Canté por primera vez en colegio. 
Al subirme al escenario me dio pánico escénico.
Estaba literalmente temblando, me sudaban las manos, no miraba a nadie cuando cantaba, estaba nerviosa y creo que apunto de desmayarme.  No sé cómo logré subirme a ese escenario, pero lo hice, por lo menos lo intenté y creo que salió bien. Me alegró mucho bajar del escenario y que me felicitaran algunos. 
A mi siempre me gustó cantar, pero luego de esto creo que es algo que voy a seguir haciendo el resto de mi vida, aunque tenga que temblar cada vez que lo intente. 

2 comentarios: